lunes, 30 de junio de 2014

Fundamentos Anatómicos II: Los músculos

 Es la parte flexible y la que permite que el cuerpo efectúe movimientos, se accionan mediante impulsos eléctricos, generados por la red nerviosa. Básicamente están compuestos por fibras musculares de 2 tipos:



Tipo 1: También llamadas fibras rojas, o de contracción lenta, son llamadas también fibras de resistencia. Son las principales implicadas en ejercicio de tipo aeróbico (proceso en el cual interviene el oxígeno), suelen ser ejercicios de intensidad media/baja y muy duraderos, tales como la carrera continua de fondo, o jogging.

 Tipo 2: También llamadas fibras blancas, o de contracción rápida, son llamadas también fibras de potencia. Intervienen el procesos anaeróbicos (no es necesaria la intervención de oxígeno para generar energía), son trabajos muy pesados y de corta duración, tales como realizar trabajo de levantamiento de pesos en un gimnasio. Dentro de este tipo hay otros dos tipos

 Tipo 2A: Vendrían a ser unas fibras intermedias entre la Tipo 1 y la Tipo 2B, que obtienen energía tanto de manera anaeróbica como aeróbica
 Tipo 2B: son fibras explosivas, que obtiene energía casi exclusivamente en la vía anaeróbica (cuando entremos en fisiología ya tocaremos las vías energéticas y entonces veremos lo que son y como funcionan, de momento con que nos suenen es suficiente).

 También se pueden diferenciar por como están formados como Estriado (el más extendido y es voluntario), liso (vísceras, no es voluntario), cardíaco (como su nombre indica, el que forma el corazón, no es voluntario), esta distinción con tenerla clara nos basta por ahora.


En principio todos los músculos que componen nuestro sistema locomotor están dotados de los 3 tipos de fibras mencionados (Tipo 1,2A y 2B), pero en función del músculo y su función concreta, ha evolucionado con el paso de los años, hacia una composición muy concreta (aunque existen casos de personas que varía, no todos tenemos la misma fisiología muscular). 

 Tenemos músculos con predominio de Fibra Roja, que son músculos de alta frecuencia de uso, como podría ser el gemelo, lumbar, antebrazo y/o abdominal, son músculos que no suelen desarrollarse de manera voluptuosa con un entrenamiento de potencia normal en un gimnasio, con lo cual requieren atención especial.

Después tenemos los músculos de desarrollo clásico, como pueden ser los grupos grandes como pectoral o espalda, suelen ser músculos de predominio de fibra blanca, que responden muy bien a entrenamientos duros y pesados. Como antes he dicho, existen casos especiales.

Mención a parte merece el caso de los músculos del muslo, ya que siendo grandes, no responden de igual manera que el pecho y la espalda, requieren una atención especial por zonas, no se entrenan de igual manera ni a igual volumen de entrenamiento la zona anterior que la zona posterior. La anterior suele requerir mucha más carga de trabajo que la posterior.

Músculos pequeños: Está generalizado, que en nuestro ansia por destacar un bíceps, nos pasemos de volumen de entrenamiento, generando un sobre-entrenamiento de éste, bloqueando su desarrollo normal. Dentro de este grupo, hay que diferenciar, bíceps y hombro, de tríceps, los dos primeros por tamaño y por implicaciones de uso al trabajar otros grupos, requieren de mucho menos volumen de entrenamiento que el tríceps, ya que és último es más grande, y admite más trabajo, para poder llegar a un desarrollo óptimo sin entrar en sobre-entrenamiento.

Todos estos puntos y algunas excepciones, las trataremos en el apartado de entrenamiento, que será unos de los siguientes temas que abordaré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario