viernes, 4 de julio de 2014

Entrenamiento I: Autoevaluación, y declaración de intenciones



 Tras estar toda mi vida practicando distintos deportes, varios cursos efectuados relacionados con el deporte y su entorno, más de dos decenas de seminarios y ferias a las que he asistido, muchos libros leídos, información, documentales y estudios ojeados, he cometido muchos errores, y conocido a grandísimos profesionales dentro del deporte de los cuales he aprendido muchísimo (tales como Jose María García García, Raúl Carrasco, Milos Sarcev, Jose María Forte, Luis Vidal Butler, Luis Santonja y muchos otros, hasta he conseguido un libro firmado y aprentón de manos del mismísimo Arnold Schwarzenegger). Uno llega a la conclusión de que hay exceso de información relativa a como entrenar y por qué hacerlo así.

 Primero, quiero dejar claro que voy a intentar dar una opinión objetiva sobre el mundo que envuelve al entrenamiento, y algunas grandes cuestiones, siempre desde un punto de vista fisiológico y desde la base anatómica, que es lo único que tras estos años me ha demostrado que NO falla, comenzaremos por el principio.

Autoevaluación



 Esto es lo primero que tenemos que intentar hacer, siempre previo a iniciar cualquier etapa de entrenamiento. Las cuestiones principales que debemos preguntarnos a nosotros mismos:

1. ¿Cuál es mi estado anímico actual? Si algo está claro es que el estado anímico se refleja claramente el cuerpo cuando nos proponemos a entrenar, generalmente la falta de fuerza de voluntad o los problemas personales en general pueden e influyen de manera muy notable en nuestro estado físico.

2. ¿Cuál es mi estado físico? Básico y fundamental, dependiendo de éste seremos capaces de marcarnos un camino para poder comenzar con seguridad y sin problemas. Si algo se me ha dado estos años, ha sido el típico caso de la gente que quiere comenzar a entrenar, con un estado anímico muy bueno, pero sin ser realistas con su estado físico, conclusión de esto, pensamos que estamos mejor de lo que estamos realmente y esto deriva en lesiones y/o desmotivación, porque no alcanzamos el nivel que creíamos que estábamos. Es recomendable previo a comenzar una actividad física, si no conocemos el estado de nuestro cuerpo y sabemos que la alimentación no es la adecuada, realizarnos una analítica para conocer el punto de partida, así como periódicamente, cada 6 meses o cada año, realizar otra e ir contrastándolas.

Declaración de Intenciones



1. ¿Entreno para mi ego o para mi cuerpo? Esto es una parte fundamental antes de comenzar a entrenar, tenemos que plantearnos esta cuestión, el motivo es simple, no puedo mejorar mi cuerpo cuando no le estoy prestando la suficiente atención, y esto más preocupado por el peso que muevo, o quién me está mirando.

2. ¿Qué atuendo necesito? Aunque parece de libro, no lo es, cuantas veces nos encontramos en un gimnasio gente con chanclas, o gente corriendo con calzado que no es el adecuado. Tenemos que evaluar si tenemos el atuendo y/o accesorios necesarios para cuidar nuestro estado físico, y hacer deporte en condiciones de seguridad.

3. ¿En manos de quién me pongo? Mi consejo es, que si puedes y tu bolsillo te lo permite, ponte en manos de un profesional, que tenga las bases y conocimientos adecuados. y que se preocupe por ti no por lo que tienes en tu bolsillo. En el mundillo del deporte hay demasiados gurús y/o supuestos entrenadores personales, siempre que puedas pregunta los por qués, y contrástalos, huye de quien no te explique las cosas adecuadamente, y te diga los "sí porque sí", o "esto es así porque lo he oído". Preocúpate por tu salud, saldrás ganando.

4. Poner un objetivo realista. Tenemos que tener claro de donde partimos, y a donde queremos llegar, como consejo, es mucho más productivo ir poniendo objetivos cortos y alcanzables, que poner uno muy alto, ya que nos llegará tiempo conseguirlos y pos podríamos desmotivar por estancamientos u otros problemas que se puedan dar durante una fase de de entrenamiento.

5. ¿Como sé cuanto entrenar y a que nivel? Una vez estás anímicamente bien, tu estado físico es el adecuado, sabes que vas a entrenar tu cuerpo, tienes todos tus accesorios y tienes un profesional que te aconseje, sabrás como entrenar y a que nivel porque el cuerpo te lo marcará, se comunicará contigo mediante sensaciones de plenitud muscular, agotamiento, dolores y molestias. Con estos indicadores tendrás que hacer puesta en común con tu entrenador y hallar un punto en que el cuerpo responda y no haya indicadores de que estás haciendo algo mal.

Teniendo claro todo esto, ya estamos en función de comenzar nuestro entrenamiento, e ir consiguiendo nuestros objetivos, Tened claro que el que algo quiere, algo le cuesta, todo esfuerzo obtiene una recompensa., estas frases de motivación son máximas en el deporte.

Seguiremos con más temas, que espero que sean de vuestro agrado.

Gracias por leer este blog.

Jun

No hay comentarios:

Publicar un comentario