miércoles, 2 de julio de 2014

Nutrición VI: Las Vitaminas

Vitaminas



Las vitaminas son componentes necesarios para el correcto funcionamiento de las funciones del cuerpo, incluidas las funciones cerebrales.Se clasifican básicamente en Hidrosolubles (8 del grupo B y la vitamina C) y Liposolubles (A,D,E y K)

Hidrosolubles: 
Este tipo de vitaminas se disuelven en agua de ahí su hombre, durante la cocción parte de ésts presentes en los alimentos pueden pasar al agua, y son sensibles al calor, por lo cual se degradan en presencia de altas temperaturas. No se almacenan, por lo que requieren ser ingeridas continuamente.

Vitamina B1 (Tiamina): Importante para el funcionamiento del sistema nervioso, metabolismo de glúcidos (carbohidratos/azúcares) y crecimiento y mantenimiento de la piel.

Vitamina B2: Importante en el metabolismo de proteínas y glúcidos, también es importante para la respiración celular y para el sistema ocular.

Vitamina B3: Importante para metabolizar proteínas, glúcidos y grasas, interviene en la circulación sanguínea y sistema nervioso.

Acido Pantoténico: Interviene en la asimilación de proteínas, glúcidos y grasas, sintesis del hierro, formación de la insulina, e interviene en la regulación de niveles de colesterol en sangre.

Vitamina B6: Metabolismo de proteínas y aminoácidos, desde el punto de vista del deporte, es una de las más importantes a la hora de la recuperación y el desarrollo muscular.Formación de glóbulos rojos, e interviene en el equilibrio Sodio-Potasio.

Biotina: Interviene en la fijación del dióxido de carbono en la sintetización de los ácidos grasos, en la formación de la hemoglobina, y en la obtención de energía a partir de glucosa.

Ácido fólico: Importante para el crecimiento y división celular, formación de glóbulos rojos.

Carnitina: Transporte de ácidos grasos a la célula, reduce el nivel de triglicéridos y colesterol en sangre, y reduce el riesgo de depósitos de grasa en el hígado.

Vitamina B12: Muy importante para que el sistema nervioso funcione correctamente, interviene en la síntesis de la hemoglobina.

Vitamina C: Interviene en la formación y mantenimiento del colágeno antioxidante, ayuda a la absorción del hierro de origen vegetal.



Liposolubles: 
Este tipo de vitaminas, a diferencia de las hidroslubles, sí se almacenan en tejidos adiposos, y no requieren de su ingesta continua, sino que se puede periodizar. Y son las siguientes:

Vitamina A (Retinol): Protección de piel y visión (posee propiedades reconstructivas), contribuye a la producción de enzimas del hígado, y a la producción de hormonas sexuales.

Vitamina D (Calciferol): Contribuye a la absorción de Calcio y Fósforo, se forma directamente en la piel por exposición a los rayos solares.

Vitamina E (tocoferol): Directamente relacionada con el cuidado de la piel y su factor hidratación, también estimula la maduración de espermatozoides y óvulos. Y posee una acción antioxidante muy notable.

Vitamina K: Principal función anti-hemorrágica, o coagulante, debe de estar siempre presente en la sangre, su ausencia se asocia con problemas en la absorción de grasas.

Vitamina F (cuasi-vitamina): No es realmente una vitamina liposoluble, sino que es el conjunto de algunos ácidos grasos, los llamados omega 3 y 6 principalmente, cumplen funciones estructurales en la membrana pragmática de la célula, que es la encargada de que asimile los nutrientes correctamente.

Hoy hasta aquí, el siguiente post, tocaremos Los Minerales, esos grandes olvidados que son tan importantes.

Gracias por leer este Blog.

Jun

No hay comentarios:

Publicar un comentario