jueves, 3 de julio de 2014

Nutrición VII: Minerales: Macroelementos, Microelementos y Oligoelementos

Minerales son aquellas sustancias inorgánicas que el cuerpo necesita en pequeñas cantidades para realizar procesos fisiológicos. Se dividen en 3 grupos:

Macroelementos



Calcio: Necesario para la fomación de los huesos, mineralización en las contracciones musculares, coagulación sanguínea, actividad del sistema nervioso y producción enzimática, mantiene el ritmo cardíaco a su ritmo normal. Junto a Potasio y Magnesio es fundamental para la correcta circulación de la sangre.

Fósforo: Implicado en la formación ósea y dental, en el correcto funcionamiento de las conexiones nerviosas (de ahí la relación con la memoria), está relacionado con el uso que le da el cuerpo a los carbohidratos y grasas, así mismo también ayuda al cuerpo a fabricar ATP ((AdenosínTriFosfato)recurso energético que usa el músculo). Y por último ayuda al correcto funcionamiento del riñón.

Sodio: Regula la retención de líquidos, interviene en la transmisión de impulsos nerviosos a los músculos.

Potasio: También actúa de balanceador hídrico junto al Sodio, participa en la correcta contracción muscular.

Magnesio: Imprescindible para asimilar correctamente el Calcio y la Vitamina C, actua como relajante natural mejorando la trasmisión de impulsos nerviosos, favorece la digestión, y ayuda a fijar el calcio en los huesos.

Cloro: Ayuda a equilibrar el Ph en la sangre, y ayuda al hígado en excretar residuos.

Azufre: Parte esencial en la formación de algunas hormonas, y ayuda al hígado a excretar sustancias tóxicas.

Microelementos

Hierro: Necesario para la fabricación de hemoglobina, esencial para el uso de las vitaminas del grupo B, la absorción se realiza mejor desde fuentes animales que de vegetales. La vitamina C mejora la absorción de hierro.

Flúor: Teóricamente actúa en la prevención de caries, sin embargo hay algunos estudios en los que no es del todo concluyente.

Yodo: Regulador natural del metabolismo porque influye en la glándula tiroides, la cual va asociada directamente con el uso de grasas y la agilidad mental.

Manganeso: Activador de encimas de encimas que intervienen en la síntesis de grasas, y participa en el aprovechamiento de algunas vitaminas.

Cobalto: Ayuda en la fabricación de glóbulos rojos, y ayuda a la sintetización de la vitamina B12.

Cobre: Importante para la síntesis de hierro en hemoglobina, y para la asimilación de éste a partir de los alimentos, también participa en a asimilación de la vitamina C.

Zinc: Interviene en la producción de glóbulos blancos, síntesis de proteínas y formación de insulina.

Oligoelementos



Silicio: Importante para la asimilación del calcio, y nutrir a las células.

Níquel: Fundamental para el buen funcionamiento del páncreas.

Cromo: Participa en el transporte de proteínas, y ralentiza la asimilación de carbohidratos reduciendo su IG.

Litio: Regula el sistema nervioso central.

Molibdeno: Previene anemia y caries.

Selenio: Tiene las mismas propiedades desintoxicantes que el Azufre, es un gran antioxidante, previene envejecimiento de células, y la aparición de algunos cánceres. Suaviza los síntomas de la menopausia.

Después de ponerle nombre y apellidos a cada uno de estos componentes, más adelante iremos viendo cuales son los más utilizados en deporte, por qué, y cuales son los que podrían utilizarse y con que fin.

Gracias por leer este blog.

Jun

No hay comentarios:

Publicar un comentario