domingo, 10 de agosto de 2014

Teoría de la supercompensación Y Técnicas de entrenamiento.

 Volvemos con una de las cosas que casi nadie tiene clara, y en consecuencia nos lleva a fallos muy notables en nuestros sistemas de entrenamiento, vamos a partir de lo principal.


 TEORÍA DE LA SUPERCOMPENSACIÓN



La voy a resumir en pocas palabras, esta teoría dice que todo estímulo desconocido o que supere las limitaciones del músculo que se aplique muscularmente producirá un daño, y en respuesta a ese daño el cuerpo reacciona creando una mejora del músculo en alguno de sus factores básicos (fuerza, resistencia o tamaño), para que esta mejora se pueda dar después de aplicar el estímulo el músculo requiere de dos factores 1 el aporte de nutrientes y 2 descanso suficientes para realizar la mejora.

Estímulo --> Daño --> Nutrición + Descanso --> Mejora muscular.

Ya hablamos sobre los tiempos de descanso necesarios para la recuperación muscular completa en función del grupo trabajado. Esto se convierte en un factor clave, ya que de no tenerlo en cuenta (y normalmente no se tiene) desemboca en estrés muscular con la incapacidad de poder ser recuperado, anulando cualquier desarrollo posible.

Hoy os voy a descubrir otros aspectos que nos van a producir la mejora en el rendimiento, y en consecuencia del desarrollo:


ESTIMULACIÓN NEUROMUSCULAR



Esto es un sistema poco empleado, pero muy efectivo, sobretodo para salir de periodos de estancamiento producidos por la NO variación de ejercicios y/o rutinas, dando un nuevo impulso al desarrollo muscular.

Se trata de producir un impacto tal en el sistema nervioso del músculo, que la red nerviosa tienda a expandirse reclutando nuevas fibras antes inactivas, con lo cual al elevar el número de fibras activas elevamos la suma total del potencial que puede desarrollar el músculo. Importante: Esta técnica NO es para principiantes, ya que los pesos con los que se trabaja son muy elevados y los movimientos son balísticos, por lo cual se debe de tener un control perfecto de la técnica de ejecución.

Aumentaremos la velocidad de ejecución de las repeticiones, el movimiento debe de ser seco pero controlado al mismo tiempo (balístico) tanto en la fase positiva como en negativa, por cada repetición habrán 5 segundos de pausa, y se harán 5 repeticiones, 4 series.

Esta técnica únicamente se usará ÚNICAMENTE al inicio del entrenamiento, usando un ejercicio básico, y siempre después del debido calentamiento, movilidad articular general, y calentamiento específico.

Si después de realizarla notamos tembleque en la zona entrenada es normal, es debido a la gran activación neuromuscular que hemos causado.


EL DESENTRENO ESTRATÉGICO



Puede sonar a broma, pero hay veces que para re-activar el desarrollo muscular hay que dejar de entrenar, hoy en día la cultura general de que más entreno = más desarrollo habitualmente, nos ciega, así como el egocentrismo y las prisas por "ponernos fuertes", con lo cual pecamos de entrenar demasiado.

Una rutina dividida y semanal hay veces que no le va bien a todo el mundo, hay que conocerse fisiológicamente (cosa bastante completa, porque no nos prestamos apenas atención) para saber donde podemos apretar y donde conviene entrenar más suave.

Esta técnica mencionada se basa en que un músculo sometido a un estímulo constante se adapta, con lo cual para hacer que siga evolucionando tenemos que cambiar algún factor del estímulo, uno de ello es la frecuencia, si disminuimos la frecuencia, creamos una situación de des-adaptación al estímulo aplicado, con lo cual el mismo estímulo vuelve a ser efectivo durante un tiempo. El más claro ejemplo lo tenemos con las agujetas (micro-roturas fibrilares debido a un estímulo aplicado), cuando ya no sentimos es un síntoma de que debemos preocuparnos, porque el estímulo ya no es lo efectivo, o bien ese músculo que tanto se nos resiste y no evoluciona, y habéis probado cien formas de entreno.

Dejad de entrenar esa zona durante 10 días, y tras ellos volved a entrenarla, notaréis que las sensaciones cambian, y vuelven los síntomas de que está evolucionando, con lo cual podréis retomar el entrenamiento habitual, siendo ya efectivo.

Esto también suele utilizarse con músculos como el bíceps que tienen una frecuencia de uso un poco alta, y en ciertas personas (como yo), tiende a saturarse, y requiere de una frecuencia de entreno más baja, entrenadlo cada 15 días y veréis como os lo agradece.

Espero que os sirva de algo.

Gracias por leer este Blog

Jun

No hay comentarios:

Publicar un comentario