jueves, 26 de marzo de 2015

Los 3 grandes enemigos del deportista





 Cuando hablamos de enemigos, generalmente pensamos en personas y/o cosas tangibles y externas, que se interponen en nuestro camino hacia nuestro objetivo, hoy analizaremos brévemente los tres enemigos más peligrosos que puede tener un deportista, y los cuales espero que estéis de acuerdo conmigo... o no...


 ENEMIGO Nº1 EL EGO



Es el enemigo silencioso, va apareciendo de la nada, y nos va comiendo el terreno, haciéndonos creer que tenemos el deber de estar por encima y/o delante de los demás, se vuelve un problema muy serio cuando nuestra atención pasa de ser prestada de nuestro entrenamiento al de los demás, con el objeto de nunca estar por detrás y/o debajo de ellos, nos hace perder la concentración, y nos hace caer en la equivocación de que más es mejor. Es quizás del que más cuesta de doblegar una vez se manifiesta puesto que nos ciega en el subyugándonos al YO, y no nos deja ver las cosas objetivamente.


ENEMIGO Nº2 LAS PRISAS



Las prisas son ese enemigo que todos conocemos pero que pasamos por alto la mayoría de las veces, generalmente puede ir asociado al EGO, aunque mayormente suele ir asociado a la ansiedad y las ganas de mejorar de forma notable en el menor tiempo posible, no dejando el tiempo que el tiempo necesita naturalmente para seguir su evolución segura y constante. Generalmente nos percatamos de este enemigo cuando llegamos a un punto en que ha derivado en molestias musculares de algún tipo.


ENEMIGO Nº3 LA FALTA DE CONOCIMIENTOS


En esta era de la des/información, en el que nos bombardean con tanta información conceptos y técnicas revolucionarias, acostumbramos a dar por sentado que lo que nos pintan de revolución realmente lo es, y no solemos informarnos ni buscar aspectos técnicos para ver si realmente lo que nos están vendiendo es así. Esto nos lleva a cometer errores bastante tontos, en favor de técnicas y entrenamientos maravillosos que no suelen ser más que leves variaciones (y normalmente bastante desacertadas) de las técnicas y entrenamientos clásicos. Con esto no digo que no haya que probar cosas, claro que hay que probar, y yo soy el primero que animo a ello, pero siempre cosas con lógica y base fisiológica y biomecánica, por ello animo de huir de movimientos y técnicas no naturales que ponen en peligro la salud de nuestras articulaciones.


Intentaré retomar un poco el Blog en la manera que me sea posible ya que ando bastante liado por el trabajo.


Gracias por leer este Blog


Un saludo

Jun

No hay comentarios:

Publicar un comentario